30 de septiembre de 2009

Si sale barato es por algo

Para mayor expansión lo cuelgo aquí: se trata de una opinión negativa sobre el servicio de la popular página web de compra por internet de electrodomésticos y electrónica, www.redcoon.es.

"Compramos 4 electromésticos en Redcoon porque realmente te ahorrabas unas buenas perras, pese a los gastos de envío, y además hay más variedad de modelos que en las tiendas "físicas". Sin ellos no podíamos iniciar la mudanza a la nueva casa. Tras tres semanas sin saber de ellos, llamamos para saber por qué narices aún no habíamos recibido noticias suyas. Resulta que no tenían en stock el lavavajillas solicitado, y en vez de llamarnos ellos a nosotros para avisarnos, habían pasado del tema hasta que nosotros habíamos reclamado. Entonces nos propusieron enviarnos un lavavajillas de modelo superior al que nosotros habíamos solicitado por el mismo precio, ya que el que nosotros habíamos elegido no estaba en stock (pese a que en la página web ponía que sí). El problema es que nosotros estábamos de vacaciones y no podíamos encargarnos en ese momento de la llegada de ningún envío, así que acordamos con la gente de Redcoon que no le dábamos todavía la aceptación del cambio, hasta que volviéramos de vacaciones.
Pues bien, hicieron caso omiso e iniciaron el envío, y nos encontramos con que los de Seur (empresa de transporte contratada por Redcoon) ya tienen el pedido listo para entrega. Y nosotros de vacaciones sin poder atenderles. Menos mal que aceptaron retener el pedido en la nave varios días hasta que estuviéramos disponibles para aceptar la entrega.
Entonces empieza la odisea con Seur. Sin duda es la peor empresa de transportes de España, y el ahorro en esas cosas es lo que está detrás de los buenos precios de Redcoon. Además el servicio que tienen contratado es el más chapucero, el de Seur 24 horas, que consiste en que los de Seur se piensan que en todos los hogares de España hay una maruja esperándoles en bata con los rulos puestos el tiempo que haga falta, sin que se pueda concretar mínimamente una hora de entrega para facilitarle la entrega al sufrido currito que no puede perder días de trabajo así como así. Vamos, que si la entrega es de 9 a 8 de la tarde, tienes que perder el día entero para esperar al transportista. Además de que por supuesto sólo te suben a casa lo que pueda ser transportado por una persona, para los bultos grandes tienes que llamar a tus amigos forzudos para que te vengan a ayudar porque los de Seur se desentienden.
Tras dos o tres días persiguiendo al de Seur, desplazándonos a la casa vacía en balde porque después el transportista no se presentaba o no le coincidía nuestra ruta a una hora decente, recibimos el pedido. Pero por tema de prisas no abrimos los embalajes ese día, craso error.
Dos días después, los desembalamos y descubrimos que el lavavajillas tenía serios desperfectos y abollones .
Y ahí es donde descubrimos otro de los secretos de los buenos precios de Redcoon: su nefasto servicio de post-venta, con condiciones draconianas y abusivas de devolución (básicamente, no devuelven todo el dinero, no descambian artículos de electrónica y se desentienden completamente si han pasado 24 horas desde la aceptación del envío hasta la reclamación).
Todo basado en una normativa de 2003 claramente abusiva hacia el consumidor y que según parece, propone unas condiciones ilegales. ¡Por supuesto que la empresa tiene que hacerse responsable de unos desperfectos tan serios, aunque hayan pasado 24 horas antes de la reclamación! Hacen firmar al bisoño consumidor unas condiciones abusivas que le hacen creer que tiene que aceptarlas calladito cuando en realidad la ley lo protege más de lo que parece.
Pero los de Redcoon se lavaron las manos y echaban la culpa de todo al transportista.
Tras una serie de broncas telefónicas, echamos mano de unas malas artes que evidentemente no voy a describir para que nos aceptaran la reclamación de devolución del lavavajillas.
Y vuelta a empezar con los impuntuales de Seur y a perder un día entero esperando a que se dignaran a pasar a recoger el lavavajillas defectuoso.
Tras otras dos semanas nos envían el lavavajillas nuevo y acaba la pesadilla de llamadas y de perseguir a unos y a otros.
Aunque la cosa ha acabado bien, han sido dos meses de echar de menos los servicios post-venta de El Corte Inglés.
¿A qué se deben los precios de Redcoon?
A condiciones abusivas de devoluciones, pésimo servicio post-venta, contratación de empresas de transporte poco serias con servicios poco adaptados al cliente...Y no quiero ni pensar en que se hubiese tratado de algo electrónico, porque eso sí que no te lo cambian.

En fín, que se nos han quitado las ganas de volver a comprar nada con Redcoon. Es una lotería y como tengas algún problema, te espera una pesadilla. Para contrastar, la marca del lavavajillas (Balay) se hacía cargo de la reparación del susodicho a pesar de que los desperfectos eran claramente debidos a golpes en el transporte. Pero nosotros creimos más conveniente luchar para que nos dieran un electrodoméstico "virgen" que viniera perfecto de origen.
"

1 comentario:

  1. ays, como se nota que ya os han llevado el lavaplatos, je,je.

    ResponderEliminar