31 de julio de 2007

Periodistas al pilón YA (reloaded)

Una de las secciones más celebradas en los periódicos son las entrevistas breves publicadas en la contraportada. A los que les gusta comenzar a leer el periódico por la última página les chifla. Pero la fauna que las puebla suele ser, en el fondo, patética. Aparece gente muy friki o profesionales reguleros pero que gozan de buena presna y entre eso y que cualquier parecido entre la breve respuesta que se publica y la respuesta real que dieron debe de ser coincidencia, es fácil que parezca que el entrevistado es un pájaro de cuidado.
En la entrevista de El Periódico de hoy aparece una entrevista a la directora (se supone) de la Comisión para la Investigación de los Malos Tratos (a mujeres solamente, se supone). Nada que objetar a su profesión pero una entrevista de aire feminista en la que no queda bien claro cuál es el cargo exacto de la entrevistada en dicha organización cojea un poco. ¿En qué estaba pensando la entrevistadora?

La entrevista incluye algunas respuestas de feminismo trasnochado todo a cien que deberían chirriarle a toda persona con córtex prefrontal desarrollado.
La entrevista empieza "Nació rebelde. Y así sigue. Fiel a sus principios, no se ha casado nunca, aunque no ha renunciado ni al amor ni a la maternidad". Ya la periodista deja claro que a ella lo de mezclar churras con merinas se le da bien. Primero, llamando rebelde a la entrevistada, que no es el mejor adjetivo que puede recibir una mujer que lucha contra los estereotipos machistas. Suena a post-adolescente histérica cabreada contra el mundo, le resta credibilidad. Se supone que debería importarle dar buena imagen a la entrevistada.

Lo de que los principios del feminismo impidan a alguien casarse (entendiendo por casarse firmar el contrato matrimonial) lo discutiré mas adelante, pero ya se puede ver por donde va el tema. E insinuar que el amor y la maternidad desentonan en una personalidad feminista ya indica que la periodista tiene un cacao mental importante. Pero qué esperar de los periodistas, que se han inventado el término retrofeminista para definir a las mujeres que no renuncian a tener hijos y cuidarlos bien pese a trabajar y encima pretenden que esas mujeres vayan por el mundo diciendo que son retrofeministas a mucha honra (¡y lo conseguirán!).

La mujer entrevistada en cuestión es la típica mujer que sufrió el machismo en su casa, pues por ser la chica los padres querían que hiciera de sirvienta de su hermano. En la época en la que ella estudió la legislación era tan machista que había mucho por lo que luchar. A los 15 años decidió que no se casaría nunca, como si firmar un papel fuera a solucionarle todas las injusticias, y ahora que andará por más de los 50 sigue pensando como a los 15 años, y tan contenta. Vive en pareja, claro está, pero sin casarse, ya que "el matrimonio ahoga la relación de pareja porque es una institución que no favorece la convivencia. No beneficia ni al hombre ni a la mujer." No sabemos a qué se refiere con que el matrimonio no favorece la convivencia. ¿Es que si no estás casado no tienes que aguantar pedos y discusiones sobre quién friega los platos? La convivencia es igual de dura. ¿Y qué tiene que ver tener bien atado el tema de las pensiones por viudedad o las herencias con ahogar la relación de pareja? El matrimonio da cobertura legal, pero no ataca el amor. Si vives en pareja tienes los mismos problemas de convivencia que el no estar casados, y si te separas puedes tener más problemas legales que no si la separación está regulada.
Eso de hacerse la moderna por no casarse suena a pseudoprogresismo made in Grupo Prisa.

Pero lo que le molesta a la mujer es la sensación "de posesión" que se establece cuando te casas, porque automáticamente pasas de decir "mi novio" a "mi marido" o "mi novia" a "mi mujer", y claro, eso del "mi" es antifeminista.
Ahí es donde la pobre mujer se pone gilipollas y estropea todo lo demás que dice en la entrevista. O sea, que si hablo de mi madre es porque estoy demostrando mi dominio sobre ella, mi posesión, igual que poseo a mi jefe y a mi vecino, y ella misma habla de "sus hijos". ¿O sólo funciona entre la pareja? O sea, que ella para demostrar que es más feminista que nadie no habla de "su marido" pero sí de su "compañero", como si fuera un colega más del curro, aunque a veces le llama "el padre de su hijo" , y se queda tan a gusto y tan ancha pensando que ese trato es más igualitario. Que para esa señora la palabra "marido" sea más denigrante que "sobrino" es su problema, pero llamar a su pareja "padre de su hijo", que es el nombre que le dan las divorciadas rencorosas a su ex...pues habría que pensar qué opina el compi en cuestión...Es de suponer que no manifestará su desacuerdo, porque podría considerarse maltrato psicológico y dominación machista.

Y a todo esto, yo hablando de MI gen, MI proteína, MIS pacientes. menos mal que no pueden quejarse.

Pero ya el colmo es que al lado de la entrevista hay una columna de opinión sobre la seducción que se inicia con la cita de Baudrillard (filósofo pagafantas seguramente) que dice: "Las mujeres fingen ser como los hombres las imaginan y las representan: Por eso la feminidad no es un sexo, ni una fuerza: se trata más bien de una parodia". La de cretineces que hay que aguantar en esta vida, ¿eh?

La columnista defendía que es imposible ser una mujer de alto nivel profesional, lista y guapa, y tener colegas varones y seducirles, porque no se puede seducir a alguien con quien te codeas de igual a igual. Porque en las reuniones de trabajo, en vez de flirtear...¡¡¡trabajas!!! Y claro, eso es súper machista y va en contra de las mujeres. Porque las mujeres trabajadoras (empresarias, se supone) están hartas de oir frases del estilo "eres estupenda, pero jamás me casaría contigo" o "qué miedo me das", que por supuesto ellas interpretan como que a los hombres les da miedo casarse con mujeres de alto nivel profesional porque se sienten amenazados, y que sólo les gustan las mujeres sumisas y dependientes que no saben lo que quieren ni luchan por ello.

Es decir, que las mujeres pueden pasarse la vida diciendo "te quiero sólo como amigo" y "eres estupendo y somos almas gemelas pero no te quiero como pareja" y los hombres lo tiene que encajar con buena cara, pero por lo visto si eres una mujer trabajadora, ningún hombre tiene derecho a rechazate como pareja, todos tienen que desear casarse contigo. ¿Y si son tan liberadas por qué se sienten mal cuando un hombre las rechaza sexualmente? ¿No deberían prescindir de esas preocupaciones? ¿A ellas que más le da, si son relaciones laborales? ¿Para ligar no están las discotecas? ¿Por qué se lo toman todo a mal desde el punto de vista laboral? ¿Por qué creen que si un hombre dice que las tiene miedo es porque tiene pavor de que ganen más dinero que ellos, y no porque sean unas trepas o unas sargentas, o lo digan en otro contexto? ¿Por qué el error siempre está en los demás?
Así que así estamos: en este mundo falocéntrico las mujeres ya no pueden seducir porque no pueden seducir a sus iguales en el curro. Pos fale. ¿A cuanto se paga la columna de contraportada? Que me apunto.

Pero aún hay más. Ha
y un artículo interior en el que se habla del gran negocio en el que está convirtiéndose la búsqueda de pareja en Alemania, concretamente en Berlín. Uno de cada dos berlineses de cierta edad vive sólo y el periodista lo atribuye...¡¡tachán!! Exacto: a que los hombres buscan una mujer que acepte el "reparto de papeles" tradicional y no la encuentran, con lo cual se quedan solteros perdidos. Las alemanas no están por la labor y por eso no hay donde rascar. ¿Alguien sabe si en el plan de estudio de Periodismo hay una asignatura que se llame "Tópicos y arquetipos que se pueden dejar caer en una noticia"?

El caso es que tanto hombres como mujeres se están dejando una pasta gansa en encontrar pareja, mientras se repiten así mismos que estar soltero es estupendo. ¿En qué quedamos? ¿Y por qué no paramos nunca de echar la culpa de todo a los demás? ¿Y por qué las mujeres no caen en que cuanto más lejos estén los hombres que quieren un reparto de papeles tradicional y menos se dejen seducir, mejor que mejor? ¿Cuándo dejarán de quejarse de la falta masculina de compromiso si ellas después no quieren firmar papeles?
¿Cuándo habrá un periodista que demuestre que no le dieron el título como regalo en un restaurante chino?

30 de julio de 2007

Sacado de otro foro (una tontería de estadística, pero valga como curiosidad):

Probabilidades de morir a lo largo de la vida a causa de…
(de menos a mas)
Contacto con serpientes venenosas 1 entre 1.874.034
Contacto con arañas venenosas 1 entre 468.508
Accidente con fuegos artificiales 1 entre 340.733
Mordido o picado por insectos no venenosos 1 entre 312.339
Accidente de tren 1 entre 156.169
Inundación 1 entre 144.156
Terremoto 1 entre 117.127
Mordido o herido por un perro 1 entre 117.127
Accidente de bus 1 entre 104.113
Un rayo 1 entre 79.746
Picadura de avispas 1 entre 56.789
Exposición a excesivo calor natural 1 entre 13.729
Ahogamiento accidental en la bañera 1 entre 11.289
Intoxicación por Alcohol 1 entre 10.048
Electrocutado accidentalmente 1 entre 9.968
Asfixia u ahogamiento accidental en la cama 1 entre 7.541
Ahogamiento accidental en una piscina 1 entre 7.278
Exposición a excesivo frío natural 1 entre 6.045
Disparo accidental por arma de fuego 1 entre 5.134
Accidente aéreo o espacial 1 entre 5.051
Accidente en bicicleta 1 entre 4.919
Por caer de una cama, silla u otro mobiliario 1 entre 4.473
Obstrucción del tracto respiratorio al ingerir comida 1 entre 4.284
Al caer de unas escaleras 1 entre 2.360
En un incendio incontrolado en un edificio 1 entre 1.358
Complicaciones medicas tras una operación 1 entre 1.313
Fuego o humo 1 entre 1.113
Accidente de moto 1 entre 1.020
Ahogado 1 entre 1.008
Accidente peatonal 1 entre 626
Estupefacientes y alucinógenos 1 entre 406
Asalto con arma de fuego 1 entre 314
Accidente de coche 1 entre 237
Caída 1 entre 218
Suicidio 1 entre 119
Accidente con cualquier tipo de vehículo a motor 1 entre 84
Embolia 1 entre 24
Cáncer 1 entre 7
Ataque al corazón 1 entre 5
Por cualquier causa 1 entre 1

---------

Como veis, incumplo mi propio consejo de no vagabundear por otros blogs y páginas que desestabilizan mi frágil estado de ánimo...Pero intentaré enderezarme...El curro me cansa, las actividades enzimáticas me traen por el camino de la amargura y necesito un descansito ¡ya!


29 de julio de 2007

Venga vaaaaa me habéis convencido. He caído en el frikismo (pragmatismo, más que nada) de hacerme un listado con todos los cedés que tengo, originales y también piratas (56 cedés que llevo de discos pirata dan para mucho), para no despistarme, grabarme cosas repetidas, y saber qué grupos nuevos he descubierto cada año, cuáles me han gustado, y darle un apoyo a mi memoria de pez.
Acabo de empezar y ya voy por 60, dentro de poco podré tirarme el moco y apuntarme al selecto club de los fantasmones que restriegan a los demás que tienen más de 400 discos. ¡Porque nadie les pide las facturas! De las canciones sueltas y discos a medias no haré lista porque ya es una matada y porque hay una cosa que se llama tesis que me persigue, y que también me pide escribirla (de hecho debería estar con ella ahora, pero lo aplazo hasta que me acabe el té y la pedicura; las tardes de domingo son muy largas).

El listado lo estoy haciendo en Excel, que no es lo más adecuado pero con los filtros obtengo la información selectiva de forma harto satisfactoria. Además, no me veo con agallas de enfrentarme de nuevo al Access o a otro tipo de base de datos como Dio manda.

El listado incluye una columna de valoración personal, que va desde "malo" a "regular", "bueno", "muy bueno" y "pa quien le guste", porque me bajo frikadas que le gustarán a quien me lo recomendó a la madre de los del grupo, y que pasan por grandes obras maestras del género pero a mí me parecen cencerradas.

Lo aviso porque como estoy entusiasmada reescuchando discos y escandalizándome de lo malos que son la mayoría quizás deje el blog algo abandonado (recordad que el blog no es más que una manera de evitar que en plena crisis de aburrimiento me meta en sitios de Internet que no convienen a mi salud, como la página oficial de Lucía Etxebarría, y esas cosas), porque ya estaré entretenida con el listado.
Tendréis que esperar que me entre un furor hormonal para que prosiga con mis mitos eróticos, pero tranquilos porque la lista es mmmmmmmmmmmmuy larga, y hay más días que longanizas. Además, luego puedo pasaros el listado y os reís de lo que tengoo me hacéis peticiones. ;)

28 de julio de 2007

Mis mitos eroticos (II): Ikki

Yo quería daros una sorpresa, pero Mightyrober me ha fastidiado uno de mis grandes mitos eróticos en un comentario de una entrada anterior, porque ya cayó en la cuenta de que el gran modelo de personaje Henki-like (machote bueno que se pasa a malo por despiste pero después vuelve al camino recto) es sin dudaaaa.....¡¡¡IKKI, tioooo buenooooo macizoooooo!!! Tenía nombre de perro, pero era el más humano de la panda.
Ah, los Caballeros del Zodíaco, esa serie pro-anorexia (atención a los pesos de los muchachos) llena de hombres con el culo pequeño y las espaldas muy anchas. Los dibujantes no fueron a la academia el día que explicaron las proporciones. Lo de aquellos tios no era nada normal. Sin mencionar los pelos de colores y las mallas arrepretadas. Yo creo que los dibujantes para inspirarse se ponían glam metal a todo trapo. Es que debía de ser la época de los cardados y las hombreras, y todo se pega.
Ikki no era un personaje principal y aparecía de higos a brevas, pero ahí residía también parte de su encanto. Eso, y que era el único que tenía pintazas de hombre-hombre, no como ese pardillo de Seiya que se ruborizaba a la mínima, o esa locaza de Shun, ni tenía hechuras de chuloplaya como Hyoga, ni iba de encandilador zen intelectual con tatuaje como Shiryu.
Ikki tenía cara de hombre y voz de
hombre, no de niñato como los demás. Su armadura también llamaba mucho la atención, aunque esas plumas de metal fijo que se le enganchaban en las puertas de los ascensores...La armadura tenía faldita, de acuerdo, pero mejor eso que no ir
de rosa, de blanco sanferminero, de verde anuncio de Rondel o de rojo y blanco como un pijama infantil.
Lo que más molaba de Ikki es que era inmortal. Nos ha jodío, así cualquiera. No importaba que le dieran estiba de la guapa; después aparecía sentado como en una taza de water en medio de un volcán,
meditando mientras hace chup chup, y al cabo de un tiempo, PAM,
recuperaba las fuerzas y se ponía a repartir estopa de nuevo. Eso de que nunca se le acabaran las pilas y ese aire intelectual de "aunque parezca que cago estoy meditando y reuniendo energía cósmica" tenía su aquel.Lo importante de Ikki es que no era un rebelde sin causa, era un malo porque el mundo lo había hecho así, que tiene un perdón. Un bueno en su fuero interno pero mal informado dispuesto a entrar en razón, que son los que me gustan a mí.Lo mejor de Ikki no es que parezca mínimamente masculino en una saca de locas, ni el morbo que tiene el hecho de que en una serie en la que todo el puto mundo se pasa el día chorrando sangre sin consecuencias, él fuera el único que tenía una cicatriz.
Ikki empezaba siendo muy malo, por venganza robaba
la armadura de Sagitario (el guionista principal de la serie era sagitario, creo, porque si no no se explica tanta parcialidad), y empieza a repartir estiba a todo quisqui. Pero al final se convierte en un lobo solitario que ayuda a los buenos cuando más deseperados están.
Todo el mundo reconoce que Ikkis tenía unos huevos catedralíceos porque fue capaz de sacrificarse por su hermano pequeño( el gay). La historia es más que conocida pero yo la explico para recordar a la peña el extraordinario heroismo de Ikki y las salidas de olla de los guionistas japoneses.
Pues esto son todos una panda de huérfanos a los que una fundación entrena para convertirlos en defensores del bien y proteger a la reencarnación de la diosa Atenea, que es una paya con el pelo lila que se pasea en camisón. El destino del entrenamiento se elige por sorteo. Entonces va Ikki y le toca un destino normalito tirando a bien, pero a su hermano le toca el peor de todos: irse a entrenar con un payo muy malo, a aprender una técnica súper chunga, donde lo más normal era salir de allí con los pies por delante. Entonces a Shun se le queda el ojete que no le cabe un bigote de gamba, pero su hermano le echa un par y consigue darle el cambiazo de destino, para recibir en sus carnes la tortura del fatal entramiento. Porque es el típico hermano mayor que sin que nadie le diga nada se hace responsable del bienestar de su hermano menor, no como otros que yo me sé.
Total que mucho oh oh oh pero al final Ikki acaba yendo al sitio ese, que es una isla. Su entrenador es un payo horrible y terrorífico qu le pega y le humilla y le somete a todo tipo de bestialidades e insultos, y la famosa técnica tutiplén que tiene que aprender no hay manera de pillarle el tranquillo. Así que ya vemos a Ikki sufriendo lo que no está escrito, que en el fondo es una cosa muy erotizante para las mujeres, ver a un hombre interesante echándole un par y aguantando carros y carretas mientras sólo le tiembla una ceja. Bueno, la verdad es que en la serie los caballeros heridos berreaban como cerdos en matanza, pero es lo de menos.
Y todo esto sin mentar su hermano ni acordarse de la madre de nadie, que tiene más mérito.

El caso es que el pobre Ikki vivia sin vivir en él, pero como Dios
aprieta pero no ahoga, ahí estaba la dulce y virginal hija del maestro dispuesta a curarle las heridas y a tratarle amablemente (creo que a escondidas, porque no creo que el maestro consintiera la peligrosa mezcla de chica dulcecita y virginal made in mente calenturienta japonesa + chicarrón herido, mmmm, con el morbo que da un hombre vendado, despertando el instinto maternal y procreacional).
Y así fue como Ikki vivió un infierno pero sin olvidar que en el mundo existe el amor, y las sonrisas, y la dulzura, y las florecitas de la montaña, y el olor de las nubes. Pero en estas que el maestro le da la última oportunidad de matarle para conseguir la valiosa armadura del Fénix, e Ikki se niega por respeto para su matestro. La chica se interpone y su propio padre le da boleto, que es algo que está muy feo de hacerse. Y como no podía ser de otra manera, Ikki reune la ira que le faltaba para dominar la técnica tutiplén y mata al maestro. Y hale, ya se ha ganado la armadura de bronce y ya puede ir por el mundo a expandir su amargura y rencor.
Pero no pasa nada porque unas cuantas peleas después
se reencuentra con su hermano, se vuelve bueno, descubre el valor de la amistad masculina (porque cuando uno no tiene novia, le quedan los amigos) y se dedica a deleitar al espectador femenino dejándose ver de tanto en tanto atoñinando al personal cuando las cosas van muy mal dadas para los héroes principales.
Como veis no soy
ninguna friki del manga ni me acuerdo bien del argumento (que por otra parte, es una paranoia total), porque aquí lo que importa es la CARNE y los tíos buenos, pero no unos tíos cualquiera, no, no, hombres de los que ya no quedan, que los tienen como el caballo de Espartero.

No me digais que el pobrecillo no está para decirle que aún puede encontrar otra mujer de su vida.


27 de julio de 2007

Siga participando

Bueno, pues no soy apta para recibir el gran honor de poseer el certificado de nivel D de catalán (recordemos que tampoco podía poseer el nivel C porque si os acordáis, me enseñaron que el dos parecía un patito, no un aneguet). ¿Tendrá algo que ver que en la prueba oral el examinador me preguntara que qué tal y yo dijera "buenu"? De nada sirvieron los intentos de estudiar: las exigencias en la corrección son muy altas y el exmaen no es que me fuera estupendo. En septiembre sabré el resultado del examen del nivel C, que me fue mejor; si no apruebo mi furia será terrible. Mientras, mi jefe argentino se saca con la gorra y sin estudiar, a base de aplicar su horrorosa pronunciación, el nivel de aptitud de catalán necesario para las pruebas de habilitación a las opos de catedrático, en una convocatoria extraordinaria de pruebas para tal fin; ya se ve que con los profesores universitarios el nivel es mucho más bajo que para el común de los mortales. ¿Debo matricularme para repetir el año que viene y sacarme la espinita del D o me espero confiada y me conformo con sacarme el C? Cómo maltrata Cataluña a sus ciudadanos.

26 de julio de 2007

Una no sabe de qué puede acabar

Los que seais asiduos a mi forma de escribir ya podéis disfrutar de mi nueva faceta de periodista musical. Un regalo se ha convertido en una excusa para hacer una crítica y le ha molado "a los jefes", así que seguramente me tocará demostrar más a menudo que se me dan bien todo tipo de textos excepto los científicos. No puedo disimular que no soy una enciclopedia musical, pero procuraré ser digna de ese honor...Quien sabe si acabo escribiendo para la Rolling Stone...Porque de bióloga me veo trabajando poco, en fin...XD ¡Dejad comentarios a la crítica, por favor!

23 de julio de 2007

Mis mitos eróticos (I): Henki

Como toda persona humana “normalmente constituída” (como le gusta decir al Arturín) yo también tengo mis iconos eróticos del cine y la televisión, y pasaré a comentarlos cuando me aburra y me entre el furor hormonal, como ahora. Vereis que en vez de poner a Brad Pitt y George Clooney como haría cualquier patética mediocre, yo destaco (en esto también) por mi originalidad y extravagancia. Y es que de hombres de carne y hueso me quedo con muy pocos, a mí los que me hicieron descubrir que era heterosexual fueron siempre monigotes. Y para que veais que no doy puntada sin hilo os explicaré los motivos de esa atracción, porque hasta detrás de las hormonas se puede encontrar un sentido.
<!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->
Vayamos por el primero: Hyunquel.
<!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->
Hyunquel que yo toda la puta vida le he llamado Henki (HENKIIIIIII TIO BUENOOOO), porque eso es lo que oía yo en la (por lo demás) mierdosilla serie de Fly (AKA Dragon Quest). Serie que veía mi hermano y de la que yo no le cogía el gustillo hasta que por casualidad empecé a ver capítulos, y menos mal, porque apareció ÉL. Henki no es que fuera muy guapo. Básicamente, tenía los pelos azules Espinete-like como todos los dibujos japoneses y además era notoriamente unicejo. Pero era el único machote humano atractivo en una serie protagonizado por un criajo, un tirillas repelente, un gafotas con rulos y un buen puñado de monstruos. Además estaba bien colocado, porque era comandante del ejercito inmortal. Y el instinto busca machos proveedores. Tenía una armadura tutiplén y era prácticamente invulnerable, cosa que da mucho morbo. Eso sí, era enemigo del protagonista y le empieza dando jarabe de palo, lo que pasa es que sale derrotado, claro.
Y ya estará todo el mundo pensando “ehhhh a Angainor le gustan los malotes”. PUES NO. Porque si os explico la historia de Henki (porque para mí siempre será Henki) veréis que de malote nada, es malo de los que en realidad es bueno, que son los que me gustan a mí: malotes despistados, pero de los que no hace falta tomarse demasiadas molestias por reeducarles, ni domarles, ni cambiarles; ellos cambian solos porque son muy listos, los malotes rebeldes 100% se los dejo a las petardas.
<!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->
Pues resulta que en los inicios de las guerras con el ejército maloso inmortal, Hyunkel era un niño de estos que se quedan huérfanos, y va y lo recoge un monstruo con forma de esqueleto pero de estos simpáticos, llamado Bardoss. El esqueleto Bardoos, así como con pinta de anciano, adopta al pequeño humano y le educa con todo amor y cariño, y Hyunquel es muy feliz aprendiendo los nobles valores. Pero el esqueleto bueno se ve que dejó pasar al líder del ejército bueno (el gafotas de los rulos) al refugio de los malos y un jefe malo se lo cargó. Antes de morir el esqueleto le pidió al gafotas de los rulos que cuidara del pequeño, y aceptó, pero el pequeño creció encabronado porque se pensaba que el gafotas de los rulos había matado a su padre. Así que al final se unió al ejército de los malos y se convirtió en un comandante cojonudo. Está la cosa clara, ¿no?
<!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->
Pues lo que ocurre es que ese muchacho tenía buen fondo, lo que pasa es que estaba un poco disperso. Pero eso es cuestión de que llegara una buena mujer y le reconvirtiera en el hombre cariñoso que él fue, jejejeje. En la serie, al final, una pedorra con el pelo rosa al que él captura, le empieza a hacer ver que está equivocado de bando, mientras empieza a surgir la tensión sexual entre ellos (porque estos guionistas japoneses son muy pervers)...No falta la genial escena en la que, enrabietado e intentando negar sus sentimientos, Hyunquel da un puñetazo al muro de piedra de la mazmorra y deja hecho un boquete, que es la típica escena de gran calado erótico que todo guionista japonés súperperver mete en la serie para que estén todas las espectadoras menores de edad aullando y babeando interiormente, mientras sus madres están en la cocina preparando la merienda y pensando "menos mal que mi hija ve estas series infantiles y no "Sensación de vivir", que sólo hacen que follar".
Mmmmmm ¿y qué pasa al final con el pobre miembro de Unicej? Pues creo que lo matan y luego los protas se meten en un berenjenal por ver si le resucitan...Y no me acuerdo muy bien, tendré que bajarme la serie para ver cómo es el final. AUnque son tantas gigas que....snif. Si conozco bien a los guionistas japoneses, resucitaría, se casaría con la pedorra, se convertiría en comandante de los buenos triunfadores y tendría medio equipo de fútbol de unicejos con el pelo rosa.
<!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->
Pero eso es lo de menos. HENKIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII, TIO BUENOOOOOOOOOOOOO, ya no los dibujan como tú, jodío, que no he podido encontrar ni un solo dibujo tuyo en todo tu esplendor. Da igual, a ver si me bajo los capítulos porque yo de Brad Pitt, Orlando Bloom y esta canalla no saco chicha.
Y ya está, era ése, ¿que os esperábais? No es un dibujo muy guapo, pero en el país de los ciegos el tuerto es rey. Es fuerte, es noble, es valiente, acaba en el bando correcto por sí mismo...Y no está obsesionado con su cerdo. Mil veces mejor que George Clooney, donde va a parar.

18 de julio de 2007

Bien, pues ya he imprimido la carta, retocada y maquillada y super fetén(los más listillos ya han adivinado que va para Mr. A...; si es que no se os puede decir nada). Impresa en papel del super bueno, de los de tesis de 100 gr el metro cuadrado, satinadito, a toda tinta y con colores, y va acompañada de su cedé chachipiruli con pegatinita a todo color con foto friki y la lista de las canciones. Ahora sólo me queda esperar una respuesta, pero eso puede tardar meses o una eternidad. Pero la frikada ya está hecha, para que luego digáis que no pierdo el tiempo en tonterías y que me paso el día escribiendo la tesis. Unos cuelgan videos en el youtube y yo escribo cartas que no van a tener respuesta, ¿qué pasa?
Y para no dejar cabos sueltos, acabo ya la historia de los tulipanes diciendo que han vuelto a morirse todos, que no he visto a las cotorras en los nidos y que las urracas aquellas que estaban criando, después de verlas mucho ir y venir en lo que yo creía que eran las incubaciones y la alimentación a los polluelos, han desaparecido sin dejar rastro. No habrá fotos de urracas pardillas echando la pluma ni hostiándose contra el suelo mientras aprenden a volar, lo siento. Eso que os ahorráis.

15 de julio de 2007

Segunda tanda de opiniones requeridas. Me he guardado las opiniones del anterior post y las voy a hacer caso; aún hay tiempo para añadir más comentarios. Introduciré el ejemplo de Solefald que amablemente sugirió María y haré caso al bueno de Rober, que coincide conmigo en que quizás la historieta del amigo Vikernes sólo contribuye a alargar la carta sin más.

En este caso me gustaría que me dieseis la opinión sobre estas breves reseñas de unos cuantos grupos y canciones seleccionadas.

***

1) RHAPSODY (ahora, Rhapsody of Fire): Lamento Eroico, del álbum Power of the Dragonflame (2002).

¿Qué es lo peor que puede pasar cuando unos italianos se compran unas espadas en Toledo? Pues que quieran amortizarlas. Entonces ponen su propia banda sonora a las crónicas del reino imaginario de Algalord. Lo que ellos bautizaron pomposamente como “Hollywood metal” no es si no un metal épico sinfónico llevado al extremo, con doble bombo a piñón, guitarras aceleradísimas y multitud de arreglos orquestales, salpicados de latines, coros de 70 voces e incluso con Christopher Lee haciéndoles de narrador (y le gustó la experiencia). Lo más tópico sería haber escogido la primera canción de cualquiera de sus discos, en los cuales un glorioso canto épico con marcados estribillos es precedido por coros en latín al más puro estilo Carmina Burana, pero me he decantado por un himno lento cantado en italiano en el que las instrumentaciones de Alex Staropoli y el poderío vocal de Fabio Lione se muestran en su plenitud.

2) RUNNING WILD: Treasure Island, del álbum Pile of Skulls (1992).

Mucho vikingo, mucho dragón, mucha batallita en tierra firme, pero nadie hablaba de piratas. Así que vino Rolf Kasparek desde Alemania para llenar ese hueco con un power metal de riffs inconfundibles. De momento mantienen casi la exclusividad sobre este tema. Desde entonces, navegando sin descanso bajo la Jolly Roger desde Port Royal a la isla del Tesoro, sin olvidarse de mentar a los Conquistadores españoles.

3) MANOWAR: Gods of War, del álbum Gods of War (2007).

Los autoproclamados Reyes del Metal son odiados y adorados por igual debido a sus himnos sobre guerreros inclaudicables y macarradas machistas. Aunque han perdido testosterona desde sus inicios, persiste en su música la crudeza y sencillez de los primeros grupos épicos estadounidenses, que se ha visto desplazada por el barroquismo en las instrumentaciones de los grupos actuales. En su lucha eterna contra el Falso Metal, firmaron el primer contrato discográfico con su sangre y ostentan el récord Guiness por ser el grupo más ruidoso sobre el escenario. Incluso Orson Welles, poco antes de morir, se interesó por estos fornidos muchachos después de escuchar su música y les hizo de narrador en dos canciones, Defender y la violentísima Dark Avenger. El corte escogido es un trasunto de una ópera wagneriana donde la voz de Eric Adams nos lleva a la más que transitada puerta del Valhalla.

4) BATHORY: One rode to Asa Bay, del album Hammerheart (1990).

Existe auténtica fijación por parte de los grupos nórdicos en componer canciones basadas en la introducción (preferentemente la no pacífica) del cristianismo en tierras escandinavas y la añoranza hacia las ancestrales costumbres vikingas. One rode to Asa Bay, de este grupo sueco pionero del black y el viking metal, describe de forma poética y sin estribillos la perplejidad que los primeros mensajes cristianos causaron en las gentes nórdicas, y los hechos que presagiaron la desaparición de los antiguos ritos. En la evolución posterior del grupo, las voces guturales impiden distinguir el idioma en que cantan.

5) IRON MAIDEN: Alexander the Great, del álbum Somewhere in time (1986).

Clásicos entre los clásicos. No hay que buscar muy lejos, entre los grupos underground, para buscar letras inspiradas. Nada como abrir la enciclopedia, y copiar, palabra por palabra, la biografía de Alejandro Magno, sin omitir fechas. Lamentablemente la gente ve las camisetas con su mascota Eddie (una especie de zombie monstruoso) y se cambia de acera, pensando que se trata de un grupo tétrico y ruidoso, cuando hacen un heavy clasicorro bastante flojeras, de carácter inconfundible, leído y sobre todo, gracias a su guitarrista Steve Harris, muy cinéfilo. He elegido este grupo y esta canción por ser pioneros de las letras de carácter histórico y por su talante divulgativo y casi pedagógico.

6) VIRGIN STEELE: Agony and Shame,, del álbum House of Atreus Act I -Kingdom of the Fearless (1999).

Ídolos del metal épico estadounidense: resonancias guerreras con instrumentación muy simple, casi primitiva. Cuando el emblemático David DeFeis abandonó para siempre todo vestigio macarrucio de principios de los ochenta, se sumergió en la abandonada mitología griega y precristiana y necesitó tres romantic-barbaric opeaas para desgranar teatralmente la maldición de la casa de Atreo.

7) THEATRE OF TRAGEDY,del álbum Theatre of Tragedy (1995).

Jamás hubieran existido el doom y el gothic metal sin estos pioneros de decadentes melodías cantadas en inglés medieval, con voces guturales mezcladas con suaves voces líricas femeninas. La combinación de guapas sopranos con arreglos de metal triunfó de forma inmediata y surgieron a su estela multitud de grupos comercialoides con mayor o menor mérito, hasta el punto de que, en ocasiones, la belleza física de la cantante es lo único reseñable del grupo.

8) LACRIMOSA: Halt Mich, del álbum Elodia (1999).

Anne Nurmi y Tilo Wolff, los Pimpinela del Metal. Esta pareja alemana retrata sus amores tormentosos con ambientación gótica, tanto en alemán como en inglés, con la Orquesta Sinfónica de Londres de fondo siempre que se lo pueden permitir. Melodramáticos, teatreros y peculiares.

9) THERION: Asgard, del álbum Secrets of the runes (2001).

Inclasificable grupo de metal orquestal, mezcla de voces masculinas nítidas, voces de ogros, sopranos operísticas, violines, chelos, teclados, guitarras y demás parafernalia, con una puesta en el escenario igual de particular. Interpretan álbumes conceptuales sobre mitología variada. En este caso, con las Walkirias de rigor conduciéndonos hacia el Wallhalla.

10) NIGHTWISH: Ghost Love Score, del álbum Once (2004).

Finlandeses de éxito que empezaron sorprendiendo con su power metal sinfónico con voz femenina operística. Al principio menudeaban las canciones inspiradas en las películas de Disney y otras muestras de fantasía, pero cuando al teclista Tuomas Holopainen le dejó la novia (porque en lo que diablos fuera que le pasó debió de mediar una mujer), miles de metaleros lloraron con las letras depresivas del disco Century Child, que reflejan de forma inmejorable la desesperación de la soledad, la traición y la búsqueda de la inocencia perdida. En el siguiente álbum Once, algo más entero, Holopainen resume todo su dolor en un corte majestuoso donde alcanza su cima como compositor, antes de echar a la emblemática soprano Tarja Turunen a la calle como a una perra.

11) BARÓN ROJO: Tierra de nadie, del álbum Tierra de nadie (1987).

Poco que comentar: los amos indiscutibles del rock duro ibérico de los años ochenta. Mantienen la tradición patria de crear canciones de denuncia social y crítica de la hipocresía de la industria musical, pero a diferencia de otros grupos lo hacen con elegancia y sin recurrir a palabrotas ni macarradas innecesarias. Sus himnos constituyen la base ideológica que han mamado todas las generaciones de jevis clásicos de este país. Y aunque todos ellos suscribirían la canción Hijos de Caín, he preferido rescatar este otro corte menos conocido que resume, de forma inmejorable, la filosofía apolítica, pesimista y lúcida.del grupo.

12) TIERRA SANTA: La canción del pirata (I), del álbum Tierras de leyenda (2000)

Especializados en biografías de personajes históricos, a estos riojanos se les tiene crucificados en España por considerarlos una mala copia de Iron Maiden con letras sacadas de un libro de historia de Vicens Vives. Tuvieron que aguantar que por un par de canciones ramplonas sobre la Reconquista les relacionaran con los skins heads. Pero transformaron la Canción del Pirata en un himno y una balada y consiguieron que miles de jóvenes recitaran a Espronceda a voz en grito sin saltarse ni una coma, que es más de lo que han conseguido 30 años de reformas educativas en España.

12 de julio de 2007

Necesito vuestras opiniones sobre el siguiente texto: la idea que pretendo transmitir es que la música metal no es tan zafio como se la pinta, y que muchas de sus letras tienen contenidos culturales interesantes, lo cual lo aleja de la gran mayoría de músicas comerciales. ¿Qué os parece, aparte de largo, y qué modificaríais, añadiríais o quitaríais?

"Lo que intento defender es que esta clase de música, y fundamentalmente sus letras, pudieran resultarle interesantes por cuanto se acercan a la cultura, la literatura, la historia, la mitología y el arte de forma intelectualizada, alejándose de la superficialidad y ramplonería de la música ligera comercial que aparece de forma mayoritaria en los medios y que, por conocida, no precisa mayor descripción. Esto contradice la imagen distorsionada que se tiene de los jevis: perdularios politoxicómanos obsesionados por los solos de guitarra, con afición por la imaginería de evasión fantástica, esencialmente pobres y propensos al cutrerío, enemistados con los pijos para toda la eternidad. Afortunadamente, el metal es una clase de música heterogénea, dividido en muchos subestilos (de los cuales algunos sí responden al estereotipo) en los que, al estar alejados de los circuitos comerciales, se valora mucho aspectos como el contenido de las letras o el virtuosismo musical.
A los metaleros nos gustaría que la gente no se quedara en la superficie de los decibelios, las guitarras atronadoras y las voces no siempre nítidas y se acercara con la mente abierta a este estilo de música. Las letras de los grupos de metal constituyen hoy en día un sólido acercamiento de la cultura para los jóvenes, pues están plagadas de referentes históricos, mitológicos, literarios y cinematográficos.
En el metal encontramos canciones que tratan cuestiones históricas de todo tipo, desde la batalla de las Termópilas hasta la guerra de Sarajevo, pasando por Waterloo, Gettysburg, Vietnam, las principales batallas de la II Guerra Mundial y los conflictos de Oriente Medio, sin descuidar el Imperio Romano, la Inglaterra medieval de sajones y normandos, la lucha por independencia de Escocia, las Cruzadas, la piratería caribeña, la Reconquista española, la conquista de América o la Armada Invencible. Los temas bélicos ganan por goleada, cierto, pero a menudo esconden un mensaje pacifista. Incluso los segovianos Lujuria (que fueron acusados de pederastia por una canción en la precisamente ironizaban sobre la hipocresía de la Iglesia en cuestiones sexuales) se han cansado de sus letras rijosas sobre Mozart y Salieri, Príapo y las orgías de Ramsés el Grande y su último disco es un relato pormenorizado y serio sobre la revuelta comunera de Castilla. No faltan las referencias a otros acontecimientos que impactaron a la sociedad como la tragedia de Guyana, el drama del submarino Kursk o el 11-M (y no gracias a un grupo español, precisamente). También se canta sobre personajes históricos emblemáticos de todo tipo y pelaje: Cleopatra, Alejandro Magno, Genghis Khan, Nerón, Popea, Espartaco, Juana de Arco, Napoleón, Drácula, Torquemada, Nietszche, el capitán Lawrence Oates...
Otra piedra angular de las letras en el metal es la mitología, desde los mitos mesopotámicos y egipcios hasta las epopeyas griegas clásicas (han tenido que venir los Virgin Steele desde Estados Unidos para restregarnos pormenorizadamente la saga de la Casa de Atreo o los Manowar a soltarnos su tema de media hora Aquilles, Agony and Ecstasy in 8 parts”), pasando por el mundo romano y las leyendas artúricas. Pero los que se llevan la palma son los grupos nórdicos, que no se cansan de remitirnos a sus raíces precristianas, con mucha valkiria, mucho Valhalla y mucha crítica a los malotes cristianos. Los grupos españoles también han echado mano a la mitología regional.
Muchos grupos han reflejado en sus letras las historias de la Biblia, la Ilíada y la Odisea o Don Quijote, y por supuesto, los hitos de la fantasía épica contemporánea, como el Señor de los Anillos, el Silmarillion, la saga de la Dragonlance, Elric de Melniboné o Conan. Las adaptaciones literarias van desde el inevitable Tolkien hasta Stevenson, Poe, Lovecraft, Dumas, Shakespeare, Michael Ende, Stephen King, Arthur C. Clarke, Anne Rice, Joseph Conrad... Incluso los portugueses Moonspell basan sus canciones en poemas de su vocalista así como de intelectuales de su tierra, convirtiendo sus discos en una especie de Negro sobre Blanco gótico.
Existen rarezas como Frameshift, un grupo que transmite las teorías de Richard Dawkins sobre la evolución, o Vintersorg, cuyas letras, criadas a los pechos de Carl Sagan, versan sobre cosmología, astronomía, matemáticas y astrofísica y que podría clasificarse como el único grupo de “Punset metal” que existe.
A diferencia de la música destinada a las radiofórmulas, en el metal abundan los álbumes conceptuales, con canciones de más de 10 minutos de duración y cortes instrumentales, narrados y experimentales.
A nivel metamusical, menudean los grupos que se declaran abiertamente deudores de Wagner y otros compositores clásicos, sobre todo rusos, y componen obras épicas muy orquestales y ampulosas, similares a las grandes bandas sonoras de Hollywood. No faltan adaptaciones para guitarra eléctrica de obras de Vivaldi, Grieg o Rimsky-Korsakov. Existe un subestilo en el que se da rienda suelta a la ambientación medieval, usando instrumentos antiguos y tradicionales para adaptar canciones folklóricas, y nos encontramos grupos como los alemanes In Extremo echando mano del Carmina Burana y las canciones del Llibre Vermell de Montserrat. Otros, como Haggard, se decantan por la música renacentista. Destacan también los Apocaliptica, un cuarteto de chelistas que no se ayudan de guitarras ni voces pero cuya música se considera metal de pleno derecho.
Las referencias cinematográficas son otra constante, sobre todo de películas de ciencia-ficción de serie B, épicas o de terror (Star Wars, Star Trek, Alien, Blade Runner, Braveheart, Dune) e incluso obras de arte y ensayo de los años 60.
A nivel político, se pueden encontrar soflamas que van desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha. Las inquietudes religiosas pasan por el optimismo hiperglucémico de los Stryper, que se consideran a sí mismos soldados al servicio de Dios y pretenden evangelizar a golpe de riff, hasta la defensa del satanismo más o menos autoparódica por parte de algunos grupos escandinavos.
Curiosamente, los grupos con voces guturales producen a menudo unas letras más profundas, filosóficas e intelectualizadas; una especie de poesía introspectiva y existencialista, que puede englobar desde la descripción atmosférica de un paisaje, hasta reflexiones sobre el amor y la muerte, la pérdida de los valores sociales como el honor y la dignidad o la hipocresía religiosa. Eso no impide reconocer que buena parte de los grupos extremos escandinavos componen una música depresiva, violenta, caótica y en general, falta de vitamina D. La anécdota más gráfica que lo atestigua fue la que protagonizó el grupo Mayhem. Su cantante, Dead, hizo honor a su nombre y se suicidó cortándose las venas primero y disparándose un tiro en el cráneo con una escopeta después. Cuando el guitarrista Euronymous lo encontró, no se le ocurrió otra cosa que fotografiar la escena de los sesos desparramados y poner la foto como carátula del álbum Dawn of the Black Hearts. Entonces fundó el Inner Circle junto con algunos miembros de otras bandas noruegas míticas, con la intención de limpiar su país del cristianismo, y recuperar sanas tradiciones vikingas como las matanzas sangrientas y otros ritos autodestructivos brutales. Apenas les había dado tiempo de quemar 22 iglesias cuando Euronymous murió a manos de Vark Vikernes, del grupo Burzum, tras recibir 23 puñaladas por un quítame allá esas pajas. Y es que no sólo en España hay individuos obsesionados con recuperar sus “raíces”.
En cuanto a idiomas, impera el inglés, pero como el metal existe en todos los países que tienen una mínima red discográfica, encontramos letras en casi todas las lenguas europeas incluyendo el feroés, además del japonés, el hebreo o el latín. Incluso existe un grupo, Magma, que canta en la lengua oficial del planeta Kobaïa, que sólo ellos entienden. Y por supuesto, hay coqueteos con las lenguas de la Tierra Media creadas por Tolkien.
Comprenderá usted que los metaleros tenemos razones para sentirnos ofendidos cuando desde la ignorancia se nos dice que el metal es una música de adolescentes, compuesta por unos ruidosos que sólo saben gritar y hablar de Satán, nenas y motos y que esa afición infantiloide se nos pasará con el tiempo. Los metaleros llevamos 30 años escuchando las profecías de que el metal está muerto, que es una moda que pronto desaparecerá, cuando de hecho vivimos una época de ebullición y diversificación de estilos.
En España, como no podía ser de otra manera, el metal es un género ignorado, cuando no maltratado por los medios. Qué esperar de un país donde acusaron a los grupos Tierra Santa y Avalanch de ser filonazis por componer canciones sobre el Cid y don Pelayo, respectivamente.
En España un grupo de metal se puede buscar la ruina si escribe una canción sobre la Guerra Civil o los Reyes Católicos. El mundillo metalero adolece de buenos profesionales; las discográficas prefieren a los triunfitos clónicos, los promotores no arriesgan y nuestros festivales son los más chapuceros de Europa. Grupos noveles de gran calidad se asquean por la falta de apoyo institucional (la música metal no se considera cultura) y sudan sangre para salir del underground, mientras los grupos extranjeros no tienen ningún problema a la hora de exportar sus grupos, y nos llega de todo, incluída la bazofia. Éste es un país de músicos cobardes que tradicionalmente viven a remolque de la música de importación. La ausencia de propuestas innovadoras y la resistencia a cantar en inglés por temor a las críticas repercute en la calidad y comercialidad de los grupos. Además los metaleros españoles son especialmente cainitas y desagradecidos y vapulean por deporte a los grupos nacionales con un ensañamiento desconocido más allá de los Pirineos".

9 de julio de 2007

En el 2008 os morís de gripe, chicos

Creé este blog porque me sentaba mal leer foros de internet y quería estar ocupada en algo productivo y no destructivo, y me lo tengo que tomar más en serio. Aunque de algunos foros especialmente urticantes ya no soy asidua, tengo que quitarme de muchos otros, como por ejemplo de las gilipolleces supinas de los comentarios del 20minutos y otros foros con topics de temas con los que soy muy sensible (y que ya deberíais saber cuáles son).
Porque no se me ocurrió nada más que ponerme a comparar opiniones de "Hijos de los hombres", peli que tiene algunos años y que en su día despertó mi curiosidad pero finalmente no vi. Y claro, todo el mundo poniéndola por las nubes, así que me la he bajado para quitarme el gusanillo.
Y la voy a comentar a mi estilo, pero tranquilos, que no la voy a destripar como con "La masai blanca", porque es una peli entretenida que no está de más que la veais. Claro que "La masai blanca" también era entretenida y bien poco caso que habréis hecho de verla..."Hijos de los hombres" tiene la ventaja de que destrozan más bienes inmuebles, elemento indispensable para que tenga atractivo masculino. Por lo demás es un peli previsible y ya la propia sinopsis da idea de cómo acaba el asunto. Pero yo comentaré lo que me ha llamado la atención.

Para empezar, el título es una tomadura de pelo, porque parece insinuar que la peli va de hombres embarazados que sustituyen a las mujeres estériles en el papel de poner nuevas criaturitas en el mundo, y no. Ya con el Schwarchi se rompió el molde. Tampoco queda bien claro por qué han escogido ese título, que tiene un tufillo bíblico (hay una especie de religiosidad malsana flotando por todo el metraje, mmm). La peli va de la única mujer embarazada que queda en el mundo, ni más ni menos, y cuyo hijo se utiliza como símbolo de la paz, el buen rollito, lo importante que es que nuestros hijos tengan un futuro feliz en un planeta verdecito y con aire puro blablablabla.
Vamos, que es una peli de ciencia ficción apocalíptica, ¿qué otra moraleja esperábais?
Como toda peli de ciencia ficción apocalíptica, cumple el requisito básico de estar ambientada en un futuro demasiado cercano (2027) que no se cree ni la santa madre del guionista que vaya a suceder, y el mundo entero está hecho un asquito sin remedio. Así que lo siento mucho pero yo estas pelis me las tengo que tomar como una comedia.

Vayamos por partes. En el 2008 (o sea, dentro de unos meses, ya con mi título de doctora bajo el brazo), hay una epidemia de gripe, y se carga al hijito del protagonista. Putas vacunas de los cojones. Es de suponer que la gripe se carga a media humanidad, así se le facilita el trabajo al guionista. Una de las cosas que menos han tenido en cuenta los guionistas de este tipo de películas siempre ha sido qué ocurría en el resto del mundo mientras Occidente se colapsaba.
Porque una cosa es que haya naves voladoras surcando los cielos de Nueva York y otra cosa que los jodidos pastores del Sáhara no sigan ordeñando camellos. ¡¡¡Por mucha globalización que exista es absurdo pensar que TODO el mundo va a estar igual de colapsado!!!! Los guionistas de esta película lo han solucionado cargándose África de un patachungo nuclear, y lindezas similares que supongo extensibles al resto del mundo. Y no, España no sale, aunque algo muy malito debió (deberá) pasar en Madrid, porque un amigo del protagonista algo snob se dedica a rescatar obras de arte fácilmente transportables y guardarlas en su casa: el David de Miguel Ángel, el Guernika (han conseguido sacarlo sin un rasguño, qué cabrones), las Meninas, etc. Es de suponer que las autoridades españolas estarían mientras tanto discutiendo lo que era patrimonio nacional, supranacional y de realidad nacional, y por eso no lo salvaron ellas.

Por lo demás la trama de la película se basa en que los más de 3000 millones de mujeres del planeta se quedan estériles al unísono y ya no nace ni Dios. Las neoyorquinas y las pastoras de camellos, todo el puto mundo. Por supuesto, no dan ni una sola razón convincente de por qué ocurre eso ni de por qué los científicos no logran poner remedio a la situación. En un diálogo gilipollesco que es para matar al guionista, dejan caer como posibles causas los experimentos genéticos (¿qué narices de experimentos genéticos? ¿de qué coño hablan? ¿por qué no los dejan ya en paz?) y los rayos gamma (na, por decir algo que suene a ciencia ficción), y eso porque no se les ha ocurrido decir que ha sido porque los más de 3000 millones de mujeres en el mundo se jartaron de comer Danone Green, que está hecho con gente y suplementado con fitoestrógenos que les han dejado el sistema hormonal hecho una ruina. Mira, si quiero ver pelis absurdas, prefiero una en la que los animales hablen o los protagonistas se pongan a cantar de repente, pero a mí estas patochadas de ficción me cabrean. Pero en fin, supongo que será cuestión de no buscarles el sentido y disfrutar del caos, la desolación y las explosiones.

Por si no quiere la cosa, al guionista le da el flus de convertir la inmigración ilegal, que invade literalmente la Gran Bretaña (donde sucede la acción), en la otra gran causa del caos mundial. Qué relación hay entre la esterilidad, la inmigración, y que la ciudad esté hecha una pocilga, se me escapa. Pero el caso es que hay esterilidad femenina, está todo lleno de inmigrantes zarrapastrosos con acento eslavo y pañuelo en la cabeza y la ciudad está peor que los parterres de Pamplona después de los San Fermines; individuos agonizando en el suelo incluídos. Ni qué decir tiene que el mundo está hecho un asquito de la contaminación; eso es que a Al Gore no le debió funcionar mucho su invento. Nunca acabaré de entender qué tiene que ver que haya campos de refugiados al estilo nazi con que nadie recoja las bolsas de basura en la calle y demás amachambrados que me arman los guionistas. Y otra cosa: tanta Gran Bretaña paquí, Gran Bretaña pallá...Le toca a uno las narices tanta publicidad, y que intenten situar allí todo el meollo de la problemática mundial. De dónde habrá salido el dinero para la película...

La reacción de la población es ese mundo que en cuestión de 18 años quedó peor que lo que habíamos conseguido después de 6000 años de civilización es la típica: auge de la religiosidad de todo a cien, del fundamentalismo árabe, milicias por todas partes, mujeres llorando cuando se muere la persona más joven del planeta (¿y por qué los hombres no?), suicidios subvencionados por el estado, hippies trasnochados echando mano a la marihuana... Un grupo de terroristas que defienden los derechos de los inmigrantes a golpe de bomba y matando a to quisqui, destrozando muchos bienes inmuebles, van y encuentran a la única chica embarazada del mundo (salvo que las pastoras de camellos digan lo contrario) y planean salvarla, pero con la intención maliciosa de utilizar al niño con fines políticos. Ahí es donde entra el héroe en acción, que sin comerlo ni beberlo debe ayudar a la chica, hacer de partera, conducirla a los científicos salvadores, y todo ello calzado con flip flops (¡¡¡lo juro!!). ¿A que ya os están entrando ganas de verla?
Tanto a nivel de guión como de trasfondo, es una sucesión de sinsentidos, pero la acción transcurre de una manera tan realista, la escenificación resulta tan creíble y las escenas de violencia resultan tan reconocibles, que hasta te da la impresión de que tal sarta de patrañas pudiera estar sucediendo en verdad.
Sorprendentemente, la escena del parto es bastante realista y al menos dan a entender que es un proceso de horas, y no de cinco minutos como en la mayoría de películas. No daba ni cinco céntimos por ella, y es de agradecer que hagan un intento de reflejarlo de manera "natural". Ah, y por si lo dudábais la criaturita es niña, por aquello de salvar a la humanidad, y tal. Que vamos, que no sé que pretenden ahora los guionistas. ¿Hacer que cuando crezca se la folle todo el mundo? ¿Convertirla en donante universal de óvulos? Vamos, que a mí no me acaba de cuadrar la cosa.

¿Y qué queréis que diga más? Que estoy harta de decepciones y de hacer caso a los demás, que no me puedo fiar de las opiniones de nadie, y de hecho de nadie, ni siquiera del acero, porque el padre le Conan le dijo que podía fiarse del acero y al final fue que tampoco. Por favor, protegedme de internet, es muy malo para mi salud. :_(

8 de julio de 2007

Candidatos al premio Viña del Señor de julio

Hay gente que se dedica a planear atentados. Otros, chupan pollas en los parques. No faltan los que se emborrachan por la calle. El que menos, se pasa las horas muertas hurgando guarradas en Internet. Pero siempre habrá gente que dedique su tiempo libre a cosas sorprendentes. Y no salen en las noticias.

7 de julio de 2007

Publicistas al pilón

Es de suponer que ninguna asociación se quejará de este anuncio. No es ofensivo para las mujeres ni para ningún lobby poderoso. No creo que el defensor del menor ponga reparos, aunque no me extrañaría que algunos colectivos de personas sensibilizadas con la educación de los menores puedan presentar alguna queja. El anuncio es de una nueva nevera Bosch que mantiene los alimentos frescos mucho más tiempo (como si dependiera más de la nevera que de las características del alimento, los muy cretinos) y constituye una demostración de cómo el mal trato (no me atrevo a decir maltrato) a menores sigue formando parte del subconsciente colectivo y despierta menos ampollas que las faltas de respeto a las mujeres, los homosexuales o los animales.
En dicho anuncio se ve a una madre poniendo a su hijo frente al temido plato de espinacas, terror típico de la infancia. No un plato de espinacas con bechamel y piñones gratinaditos, no. Un vulgar plato de espinacas a palo seco con un aspecto poco apetitoso, incluso para el espectador. Y claro, el niño, con cara de asco, se niega a comérselas. La madre, una madre de esas modernas con buen tipo, muy implicada en la buena nutrición de los hijos, le quiere dar a su vástago su buena ración de hierro, vitaminas y minerales, y ni corta ni perezosa opta por la vía más asquerosa, haciendo caso omiso de los antropólogos que relacionan el tradicional terror de los niños por las verduras con un comportamiento instintivo que les ayudaría a librarse de las intoxicaciones por vegetales venenosos (más frecuentes en la naturaleza que las carnes venenosas). El caso es que el niño se niega y la madre le retira el plato y lo guarda en la nevera. Al día siguiente le vuelve a poner el plato, el niño lo rechaza, la madre vuelve a guardar el plato en la nevera, etc. Así unos cuantos días y al final el niño le da una patada al frigorífico, causante de todos sus males.

El problema es que todo el mundo se identificará con la madre y aprobará sus métodos. Todos los niños hemos sufrido en nuestras carnes lo de comernos el plato asqueroso que rechazamos el día anterior. Yo estuve más de 24 horas en ayunas porque me negué a comer un plato de repugnante y pestilente repollo (plato que no había comido nunca antes porque mi madre no lo cocina, pero lo prepararon mis tías en el pueblo), sólo porque a mi padre le dio la presión de demostrarle a mi tío que él sabia controlar a sus hijos. Después de tener a su hija torturada de hambre durante tantas horas, impidiéndola comer otra cosa, la descubrió desesperada royendo galletas a escondidas, y al final pudo obligarla a comer el repollo frío acompañado de galletas para que entrara mejor.
Esa madre del anuncio, si realmente se tuviera por buena madre, debería comprender, antes que nada, que el asco que siente su hijo por un plato de apestosas espinacas blandurrias es normal, porque el aspecto del plato tira para atrás. Y que si quiere que su hijo coma espinacas, al menos que intente camuflarlas bajo una capa de sabrosa bechamel o queso rallado gratinado, o encerradas dentro de unos canelones. Otra opción sería también comprender que, aunque es admirable que intente enseñar a su hijo a comer de todo, no puede pretender que le gusten todas las verduras del universo, y menos las verduras tradicionalmente "asquerosas": seguro que ni ella misma come de todo y que tiene manías, y muchas manías de cuando era pequeña le fueron desapareciendo al crecer, así que...¿es razonable que le exija a su hijo un comportamiento que NADIE cumple? TODOS los adultos tenemos nuestras pequeñas manías, torcemos el morro ante determinados alimentos, y sólo forzados por la buena educación nos obligamos a nosotros mismos a aguantarnos el asco de llevarnos determinadas cosas a la boca.
Además, ¿de qué sirve forzar a los niños a que coman algo que les disgusta, si luego cuando sean mayores comerán lo que les salga de las narices y podrán dar rienda suelta a todas sus apetencias y manías? Son ganas de fastidiar a los chavales sin educarles, porque acabarán haciendo lo que les de la gana y librándose de la comida que les disgusta. ¿Acaso a alguien le ha funcionado el dichoso método? ¿Si falla tanto, por qué se sigue utilizando?

Esa madre del anuncio cree que está cumpliendo con su deber y que su hijo se lo agradecerá en el futuro, cuando vaya a comer a casa de los suegros y la suegra le plante un plato de asquerosas espinacas delante. Gracias a lo mal que se lo hizo pasar su madre de pequeño, se las comerá sin rechistar y quedará bien delante de los suegros. Pero lo más probable es que lo único que consiga esa mujer es traumatizar al niño, convertirle en un rebelde, ponerle en contra de su madre, cogerle asco a las espinacas para siempre, hacer que se porte mal en la mesa, y hacer de la hora de comer un momento de tensión en el que se le intenta castigar o forzar. ¿Y es eso lo que pretende una madre, que su hijo la odie, odie las espinacas, se ponga tozudo y tiemble sólo de pensar en el plato que le espera para comer?
Y si lo que le importa a la madre no es que su hijo coma de todo, incluyendo las verduras menos apetecibles visualmente, si no el valor nutritivo del plato, hay otras verduras y carne con hierro y vitaminas con aspecto y sabor más del gusto infantil.
Esa madre, pese a que todo el mundo que vea el anuncio aplauda su actuación, es una madre petarda, repelente, mal informada, poco sensible, con nulos conocimientos de psicología infantil y con más ganas de demostrar su autoritarismo con el niño que otra cosa. Una madre típica, en definitiva, más atenta a los consejos de la abuela ("déjale que pase hambre, así aprenderá; ¡¡viva el amor de abuela!!) que al sentido común.
¿Y qué hará esa madre ejemplar cuando invite a comer a su amiguita querida del alma, igual de ejemplar, y su buena amiga le diga "ay, es que a mí las gambas no me gustan", o "no, a mí es que el queso no me dice mucho", o "no, no me pongas de eso que estoy a régimen"? ¿Le guardará el plato en la nevera para la siguiente vez que venga? ¿Le tapará la nariz y le meterá la comida en la boca por la fuerza? ¿La obligará a comérselo por huevos? Noooo, claro, a los adultos se les trata con condescendenciay se les perdonan todas, no como a los niños, que es lícito tratarlos peor que a mendigos.
A esa madre deberían obligarle a comer algo que no le gustara, a ver si descubre que no es agradable ni para ella ni para nadie y que hacérselo a otra persona no es precisamente una señal de cariño.
Guardar el plato de espinacas en la nevera día tras día, como es EVIDENTE, no mejorará la apetencia del niño por el plato, ni mejorará el contenido nutricional; sólo conseguirá que el niño se irrite, odie a su madre, le pegue una patata al frigorífico y se acabe metiendo en la boca las putas espinacas con lágrimas en los ojos. ¿Eso es lo que quería su madre? ¿Se han conseguido los objetivos propuestos, que es que al niño le gusten las espinacas?
Digo yo, ¿peco de ingenua y me arriesgo a que mis hijos se me suban a la chepa si actúo con previsión y jamás les pongo un plato apestoso y visualmente asqueroso delante, si no que intento camuflarles los sabores o darles la comida "asquerosa" en pequeñas dosis y con guarniciones? ¿Seré peor madre que la del anuncio si le retiro el primer plato y le paso directamente al segundo, o al postre? Y si no se llena la panza, mala suerte: sólo hay un plato para elegir en el menú, a la manera francesa.
¿Estoy loca por pensar que el hecho de que un niño se quede sin comer un día no tiene nada que ver son torturarle al día siguiente ofreciéndole el mismo plato odioso? Vamos, que si el niño no come una cosa, pues que pase hambre ese día, pero al día siguiente se le pone otra comida, como hubiera sucedido normalmente si se lo hubiera comido. ¿Es que no es bastante castigo por rechazar unas espinacas asquerosas el quedarse con hambre unas horas? ¿Hay que tenerle desesperado de hambre varios días, o como va esto? ¿Eso es ser buena madre, tener a tu hijo en ayunas lamentándose?
¿Pensará la madre del anuncio que tener a su hijo castigado a espinacas recicladas le ayudará a ser mejor persona, a desarrollar su gusto gastronómico en el futuro, a valorar la dieta mediterránea, a convertirse en un adulto bien comido, en no decepcionar a sus suegros o saberse comportar en un restaurante?
Mi padre pensaba que sí, ¿y que ha conseguido? Que su hija le odie, que se acuerde del día del repollo como si fuera ayer, que la palabra "repollo" le irrite y que no haya vuelto a probar el repollo jamás en su vida. ¡¡Viva por mi padre!! Intento educarme bien y fracasó completamente.
¿Soy la única que me doy cuenta? ¿Estoy sola en el mundo?

5 de julio de 2007

No es por extrapolar, es por referir

No se puede generalizar ni extrapolar, pero no puedo dejar de comparar el umbral de tolerancia al desorden y el despiste en el lugar de trabajo de por la tarde, donde los hombres son mayoría , con el lugar de trabajo regido por mis compañeras; ese lugar donde un líquido que gotea, un frasco mal enroscado, una botella desplazada de su sitio dos días o una caja de puntas que falta puede dar lugar a regañina e incluso gritos. Incluso si alguna está premenstrual puede sugerirse hacer una reunión de grupo donde se explonen todas las faltas (pero sin señalar claramente al culpable) y hacer promesa de buen comportamiento futuro; buen comportamiento que ni siguen ellas ni sigue nadie y que solo es contadas ocasiones dura más de dos semanas. Como lo de no bajarse imagenes de google ni dejar el escritorio de los ordenadores lleno de mierda: ellas lo exigieron, ellas lo desobedecieron.
Hoy ha sido uno de esos días de gritos en los que dan ganas de enviar una carta al director del periódico para que despidan al que escribe el horóscopo, que decía que hoy iba a ser un día estupendo para mí en lo social y que iba a mejorar mi imagen.
Y es que no soy la única persona que comenta que los lugares habitados por muchas mujeres juntas se convierten pronto en un nido de harpías donde las buenas maneras sólo son aparentes, la crítica por la espalda es la norma, el rechazo se demuestra mediante la marginación, los
ánimos están siempre muy susceptibles, la guerra territorial es constante y cada una intenta imponer su ley y convertirse en la hembra alfa.
Nada que ver con mi otro lugar de trabajo, regido por dos hombres que no han establecido luchas de jerarquía, y donde las dos mujeres sólo trabajan una parte del día.
Esta pareja de apacibles machos, no hay forma humana de que sean capaces de poner
la capucha a sus respectivos bolis, ni de que los devuelvan a su sitio. Dejan el teléfono en cualquier lado y después me vuelvo loca para encontrarlo. Sus mesas de trabajo están impresentables, llenas de capuchas y tapas de tubos, papeles que no saben ni de qué son y basura diversa, y no mueven un dedo para ordenarlas y que los usuarios reciban mejor impresión. Los papeles se abandonan en cualquier lado. Los tubos y frascos lavados pueden quedarse años en la pica porque nadie los devuelve a su sitio. Papeles para reciclar se mezclan
impunemente con documentos importantísimos. Comprobaciones diarias requeridas para el control de calidad se despistan constantemente y no se realizan, si no ando yo detras de ellas. No se ha pasado un trapo por las mesas en años. La nevera era un auténtico abrevadero de patos,
lleno de reactivos caducados, muestras abandonadas, frascos sin rotular y mierda diversa que sólo pude ordenar cuando el azar quiso que tuvieramos que descongelarla. Sobrevivió la mitad de las cosas y mis desvelos son los que consiguen que el orden se mantenga.
Hay una bolsa de cacahuetes abandonada en un armario que tiene visos de fosilizarse.
El cajón del material de escritorio también me tuve que poner a ordenarlo porque se había convertido en un cementerio de capuchas, tornillos y mierdas varias. Duró un día ordenado: su situación empeora por momentos. Ídem con las montañas de papeles: tuve que ponerme a hacer orden un día porque me dolía el corazón de ver tanto papel suelto sin clasificar y acabé descubriendo que el 95% de los papeles que se habían acumulado durante años, han quedado para reciclar. Las botellas de lejía y etanoles diluídos , antes de mi llegada, las debía de rellenar el espíritu santo. El armarito de los cedés lo doy por imposible: así se quedan, apilados
de forma desastrosa, y así estarán seguramente cogiendo polvo por toda la eternidad.
Las pipetas por doquier; la zona estéril, estéril lo que yo te diga.
Sólo yo y la chica que trabaja por la mañana nos ponemos a ordenar algo cuando nos aburrimos.
Si ellos trabajaran con mis compañeras, estarían sometidos a órdenes
constantes, riñas y exigencias, aunque tambien es cierto que se les
perdonarían condescendientemente muchos fallos por aquello de "claro,
es que son hombres, quien va a esperar de ellos un ápice de orden, no
merece la pena que nos molestemos en regañar a estos inútiles, démosles por imposibles".

Así que yo convivo con el desorden apaciblemente porque en el tiempo que tardo en regañar a alguien por enésima vez para que deje las pipetas en su sitio, voy yo y las guardo.
Me gustaría que convivieran con mis compis un tiempecillo, para ver exactamente cómo se lo pasaban.
Aunque a veces pienso que las manias son sólo contra mi, porque entre ellas bien que se toleran dejar la zona de alrededor de los ordenadores llena de papeles suyos de un día para otro, o ponerse en el ordenador cuando alguien tiene claramente ventanas abiertas y se
ha ausentado un minuto, o robar puntas y marcadores, o no rellenar tubos, sin mencionar los que no se enteran de que la zona de cultivos requiere vigilancia y seguimiento.
¿Por qué ellas se ganan el respeto y yo no?¿Es sólo porque yo no caigo bien y no hacen conmigo la vista gorda?
Convertirse en una ogresa en contra de mis principios o no convertirme, esa es la cuestión. Pasar por alto los fallos de los demás esperando que los demás me perdonen los míos es una estrategia
fracasada, eso está claro. ¿Tengo que ponerme a dar órdenes como una
condenada? ¿Vosotros creeis que tras esta experiencia volveré a confiar en mi sexo y en las dueñas de restaurantes vegetarianos que dicen "me gusta ver que las mujeres hacen cosas juntas"??