29 de septiembre de 2007

Mis mitos eróticos (VI): Numaios

Recapitulemos. Ya he mostrado mi interés por fornidos gentilhombres con corazón de oro, como Ikki o Henki, así como por caballeros de honor escuchimizaos, como el Capità Harlock, aunque tenga poco de donde agarrar. Y también por guaperas más o menos buenecitos y de poco hablar como Orson y el payo de los pelos largos de RG Veda.

Pero seguro que no estábais preparados para encajar que en el apartado de personajes humanoides, me fuera a gustar un payo azul que se pasa toooooda la santa y mítica serie Ulises 31 colgado en el aire como un jamón. Es Numaios, esa especie de híbrido entre elfo y pitufo que era el hermano de Thais, la chica protagonista de la serie y que, en el apartado de mitos eróticos infantiles masculinos seguro que también ocupaba espacio en el rinconcito más pederasta de vuestro corazón. Porque a la pobre le faltaba crecer y aumentar de todo, pero esos ojitos amarillos y rasgados no dejaban indiferente a nadie...¿A que no?

Y es que en una serie bastante lenta, aunque buena en cuanto a guión, donde abundaban tantos monstruos y criaturas extrañas, lo más potable era este muchacho, un zotriano bastante tirillas con aspecto andrógino que ejercía de hermano mayor papanatas que se queda flotando todos los santos capítulos mientras su hermana pequeña tiene que buscarse la vida para salvarle. Y es que si hubiera sido al revés no habría quedado nada original, a falta de un personaje femenino con cara y ojos en la serie (porque Penélope estaba en la Tierra viendo el programa de Patricia 31, para variar).

Así que, qué más da: unas orejas puntiagudas y un toque exótico no desagradan a nadie. Atención al parecido con cierto piloto de Fórmula 1 en la siguiente imagen (incluyendo el mohín de "no merezco que me pasen estas cosas, yo soy bueno"):Porque...¿qué otros varones había en la serie? Telémaco era un niñato repelente y le habían dibujado la cara aprovechando la plantilla de Candy Candy (investigad, investigad), y luego estaba ese trasunto de Bee Gee pelirrojo venido a menos que era el propio Ulises, pero que merece un accésit erótico por tener el honor de ser uno de los pocos personajes realmente adultos y con pelo en la cara que gustaban a los niños (y a las niñas). Y es que entre tanto tiñalpa con cara de niña y tanto jovenzuelo se agradecía ver a alguien de pelo en pecho, un padre responsable, un esposo fiel, alguien que ya no esté en edad de hacer la mili, y toda la pesca. Sí, también llevaba capa. Y marcaba paquete, a su manera.

4 comentarios:

  1. Me encantaba esa serie. Y como no...me la he bajado para disfrutarla de nuevo, jejejeje XD

    ResponderEliminar
  2. Era una serie a la que tenía manía, pero no recuerdo por qué.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaba mucho la serie. Hay un capítulo en el que tenía más papel, "La Insurrección de los Compañeros".

    La trama era que los tripulantes inertes se empiezan a mover en plan zombi para controlar la nave y estrellarla contra unos arrecifes. Numaios salva la nave cambiándose de bando, conmovido por la hermana.

    ResponderEliminar
  4. Si te sirve de consuelo a mi también me tenía loca el dibujito este, me pasé la serie esperando que despertase y despertando deseos íntimos, aunque yo era muy pequeña, debía tener como 9 ó 10 añitos. Pero el muchacho "colgado cual jamón" era de lo más guapo...no lo he podido olvidar.

    ResponderEliminar